Lonas correderas


Un toldo con lonas correderas resulta la solución más sencilla cuando se necesita que la caja pueda abrirse y cerrarse desde el lateral. El toldo se monta sobre un suelo plano, un resistente tabique, por lo general de madera y/o metal, un portal trasero con dos puertas o una lona y dos o más montantes en el lateral. La lona corredera del lateral se fija a la parte superior mediante guías en un rail. La lona corredera se enrolla un poco en la parte delantera y trasera para ajustarla y se fija a la parte inferior mediante hebillas. Las hebillas distan unos 30 cm. Abrir uno o dos laterales lleva unos cinco minutos, lo que lo hace el toldo con lonas correderas mucho más fácil de abrir y cerrar que un toldo tradicional.

 

 
Kleyn Vans on Facebook Kleyn Vans on Twitter Kleyn Trucks on Google+ Kleyn Trucks on YouTube Kleyn Trucks on Pinterest Kleyn Vans on LinkedIn